December 11, 2011

Rejunte nºyaperdílacuenta.

Siento que estoy llorando por cualquier cosa |:
Bueno. Al menos no ahora.
Pero antes sí.
Capaz espero todo de una, todo igual que antes, todo demasiado rápido.
Me volví caprichosa, ya ni me acuerdo si fuí siempre así o es algo de ahora, provocado por mi retorcida mente.
No cambia lo que siento, ojo. Osea, que lo recuerde siempre capaz demuestra que me quiero reafirmar a mí misma la emoción inexistente, pero no es así para nada.
Busco lo mismo, me pongo nerviosa por las mismas boludeces, me dejo llevar, estoy segura de que quiero estar con él. Pero hoy pensé algo raro:
Y si los cambios que tendría que lograr yo... Se concretaran recién cuando los cambios que debe realizar él se produzcan?
No sé, capaz es una boludez mía, pero se me ocurrió hoy. Eso de no cambiar nunca (porque sé que no variaste nada), tal vez es eso lo que provoca que yo no cambie.
No me voy a desligar de mi responsabilidad, pero siento que en una relación ambos deben modificarse mutuamente en contexto con el amor que se tienen, todo con el objetivo de lograr una relación más fructífera. Y si uno se niega a cambiar, entonces no puede funcionar la cosa. Bah, a ninguno le puede funcionar en el caso que sea así.


Basta de cursilerías, seámonos sinceros: soy una caprichosa de mierda, si planeé algo y no salió a mi modo, me pongo para el orto; me pongo celosa al menor toque desgraciadamente, y me hago la cabeza a la velocidad de la luz, con efectos desfavorables; soy bruta, a veces en el afán de conseguir algo golpeo a alguien sin darme cuenta, de bestia; me saco con facilidad, trato de descargar mi mierda y bronca en otros; siempre, SIEMPRE, quiero tener la razón, o intento por todos modos tenerla; y como frutilla del postre, soy una de las personas más competitivas con plus de envidiosas en el mundo.
Sí, olvidate que sea finoli. Pero tengo mis lados buenos, aunque no parezca. Y lo peor de todo, estoy tan pendiente de mis defectos que si me preguntan che, qué tenés de bueno? me quedo con la boca abierta como boluda.
Amaría tener el cuerpo perfecto de todas las minas esbeltas, amaría salir re bien en TODAS las fotos que se sacan, amaría tener el poder de lograr separar los problemas de mi vida, logrando disfrutar los momentos lindos sin tener una eterna cara de culo todos los santos días. Sin embargo, no me sale. No puedo, o realmente no quiero, el hecho es que busco esforzarme (aunque de vuelta digo, a veces ni se note) en cosas que a algunos les gusta pasar por alto, que ahora no sabría especificar. Amaría poder disimular a veces lo que siento, y no ser como un vasito de agua, de esos que le ves los barquitos, la mugre, los bichos, todo. Amaría poder no ser celosa siempre, y poder entrar al perfil de mi novio tranquila, no como actualmente, que no entro por temor a encontrarme publicaciones de su amiga de primaria como me encontré la última vez.
Y así se extiende la lista, como un pergamino que intentase contener todos los nombres de los alumnos que pasaron por Hogwarts.
En fin, soy un desastre. Y no entiendo por qué seguís conmigo. Sólo sé que tengo poca paciencia lamentablemente, que a veces se me escapan lágrimas de la nada que no quiero mostrar para no ofender a nadie, que a veces ni siquiera me doy cuenta como reacciono hasta que finalicé la acción, y que a veces me gustaría recordarte de algún modo eficaz que este es el momento en que tenés que abrazarme, darme un beso, mostrarte todo menos frío.
Y sin embargo, vos te regís a lo tuyo. Y no vas a cambiar. Cruda realidad.


PD.: estos, así como otros, son rejuntes de pensamientos que salen en el acto. No pretenda, lector, interpretarlos en su total forma. No creo que le salga a menos que sepa quién soy.

~Blondiiitaa.

No comments:

Post a Comment

Leave your opinion, dickhead.