July 13, 2010

No todos son como tú quieres que sean. ♥

Raro. No todos son populares, pero siempre está el agrandado egoísta y el bichito raro dejado de lado por la multitud.

Nadie es santo, pero hay algunos que cometen las peores maldades. Siempre está el típico que te pone la carita de angelito guardián, y cuando menos lo pensás, te cagó, dejándote con una cruda realidad: confiaste ciegamente y saliste perdiendo. Ojalá que nunca le pase a nadie, ni siquiera al más garca se lo deseo, a menos que se lo merezca de verdad.

No todos te aman, pero tampoco te odian. No te creas que con todos te vas a llevar bien, porque nadie salvo el más cercano te conoce lo suficientemente bien como para comprenderte y defenderte en caso necesario. Siempre va a estar ese amigo o amiga con el que te entiendas como si fueran dos almas a dúo, esas personas con las que te saludes siempre o casi siempre, y tu anticristo, que no lo podés ver ni en el Yogurísimo con cereales, que es riquísimo.

No vas a tener siempre la vida fácil, pero incluso los obstáculos más difíciles tiene solución y dejan una enseñanza. Siempre vas a tropezar, pero nunca vas a caer. A menos que tengas el corazón muy frágil o la mente muy sucia y pervertida de maldad, nunca te vas a rendir. Eso lo comprobé en todos los amigos que tengo, y en la mayoría de las personas que conozco.

Yo no soy religiosa, pero siempre creí en la existencia de un ser especial que nos acompaña a cada uno en esta vida, para ayudarnos en las situaciones más duras y aleccionarnos para el futuro.

En algo en que también creo, principalmente en estos difíciles momentos por los que paso, es en la familia. No intentes destruir a tu familia, porque se puede llegar al punto de separar a personas unidas por un sagrado lazo de sangre y amor parental.

Recién ahora, con 15 años, comprendo el verdadero significado de tener a una familia que te apoye en tus problemas. Hasta hace un año separé a mis familiares, todo por una relación sentimental con un chico que igualmente no iba a durar más que unos 14 meses.

Mi viejo murió dejando a una dolorida mujer y a dos críos, uno de 1 año y medio y otra de 15 meses. Pagaron una suma cuantiosa por 'el fiambre', pero aún ahora cambiaría ese dinero sólo por verlo una vez vivo.

Mi padrastro, a quién llame 'papá' por alrededor de 11 años si no estoy contando mal, falleció una semana antes de empezar las clases. Hasta que empezé a salir seriamente con mi último novio, nos llevabamos como verdaderos padre e hija, pero todo se deterioró gracias a los celos de uno y el capricho de otra. Mi padrastro no pretendió echarme o nada por el estilo, solo ayudarme, y como toda chica inmadura, rechazé la ayuda pretendiendo un sentido común que no poseía.

Ahora hay que sobrevivir el día a día, con mi vieja y mi hermano como familia más cercana, en una quinta que en un año nos será arrebatada por una parte familiar que se rebeló como algo que no esperabamos ver, con un corazón negra y una alma codiciosa e impura.

Solo queda afrontar lo que nos espera, evitar la maña junta, disfrutar lo que tenemos, y rezar por un buen futuro para todos.

Esta nota, que por cierto me maté escribiendo, es para esas personas que dejaron una huella enorme en mí. Hablo tanto de los viejos tiempos de la primaria y la colonia, de mi último colegio, como de los actuales que veo todos los días, pero jamás me canso de hablarles.

Bueno, me voy llendo, porque no termino más y se me escapa una lagrimita silenciosa que prefiero esconder, no me gusta que me vean llorar.



GRACIAS, MUCHÍSIMAS GRACIAS A USTEDES, PERSONAS QUE AUNQUE NO LAS VEA EN UN FUTURO, JAMÁS LAS VOY A OLVIDAR. LOS AMO UN MONTON, SÉPANLO!♥:)
 
Martes, 04 de mayo de 2010 a las 21:28. Nota publicada en Facebook.

No comments:

Post a Comment

Leave your opinion, dickhead.